A Simple Relationship Cure – Una cura de relación simple

Meister Eckhart says “If the only prayer you ever say in your entire life is thank you, it will be enough.”  This is not only true in our spiritual growth and awareness it is just as true in our relationships.

Years ago I read a study with stories of relationships on the brink of breaking-up that were completely turned around with the simple act of saying “thank you”. Instead of harping on his wife forgetting once again to put the amount of a check in the register, he started thanking her for the 17 checks she did remember to put in. A wife began thanking her husband for the times he took out the trash and mowed the lawn instead of harping on the socks he left lying around for her to pick up. In every case, over time, this little practice of “thank you” began to make huge shifts in their marriages.

Of course, we know why.  What you focus on grows.  Focus on what you don’t like or don’t want in your partner, harp on what they do wrong or forget to do, and what do we get more of? More of the same.  Start having gratitude for what your partner does do, the ways they do show up, the things they do remember, and what happens? More of the same!

This, of course, doesn’t mean you don’t talk out significant issues, but it can truly shift the entire relationship from one of complaint to one of joy! It’s as simple as saying “thank you”!


Meister Eckhart dijo “si la única oración que hagas en tu vida entera es el decir gracias, entonces será suficiente.” Esto no solo es verdad en nuestro crecimiento y despertar espiritual también lo es en nuestras relaciones.

Hace años leí acerca de un estudio de historias de parejas que estaban a punto de terminar y que con el simple acto de decir “gracias” dieron un cambio a la relación. En lugar de quejarse de que su esposa olvidó nuevamente el poner la cantidad del cheque en la registradora, mejor empezó a agradecerle de los 17 cheques que ella recordó en ponerlos. Una esposa empezó a agradecer a su esposo por todas las veces que el sacó la basura y cortó el pasto, en lugar de quejarse por los calcetines que el deja tirados para que ella los levante. En cada caso, al paso del tiempo, esta pequeña práctica de decir “gracias” empezó a hacer un gran cambio en sus matrimonios.

Claro que sabemos el porque. En lo que te enfocas crece. Enfócate en lo que no te gusta o no quieres en tu pareja, quéjate de lo que hicieron incorrectamente u olvidaron, y que es lo que más obtenemos? Más de lo mismo. Empieza en agradecer por lo que tu pareja hace, por la manera en la que son, las cosas que recuerdan, y que pasa? Más de lo mismo!

Claro, esto no significa que no platiquen acerca de cosas significativas, pero esto puede realmente cambiar la relación completa de una donde hay quejas a una donde hay alegría! Es tan simple como el decir “gracias“!